Estimulación Eléctrica Muscular (EMS)

Estimulación eléctrica muscular es la estimulación del músculo y su contracción usando impulsos y frecuencias concretas estudiadas. Se trata del uso de aparatos que mediante impulsos eléctricos provocan contracciones musculares y como consecuencia realizan un efecto similar al que se obtendría ejercitando los músculos. Este tipo de entrenamiento permite aumentar el tono muscular y mejorar la flacidez de los músculos aumentando su volumen, fuerza y resistencia.

La electroestimulación también conocida como EMS hace trabajar muchas más fibras de un mismo músculo que el ejercicio normal. La principal ventaja que representa este tipo de estímulo es la capacidad de individualización del entrenamiento.

Impala Sportclub & Spa siguiendo con su apuesta por ofrecer a sus socios y usuarios lo último en el mundo del acondicionamiento físico trae el entrenamiento con electroestimulación a Castellón apostando por la calidad de X-Body. 

   

Ventajas del entrenamiento con X-BODY


Ahorre tiempo

Mientras todos los músculos trabajan simultáneamente, usted apenas pasará 20-25 minutos con el entrenamiento.

Fortalezca y construya músculos

Los electrodos son colocados directamente en el cuerpo sobre cada grupo muscular importante, de modo que todos los impulsos alcanzan su destino. Es fácil, y usted no puede equivocarse.

Aliviar problemas de espalda

Como hay electrodos integrados en el traje a lo largo de la columna vertebral, estos músculos raramente entrenados consiguen ser trabajados también. Así que los músculos se hacen más fuertes, cosa que puede conducir al alivio de problemas de espalda.

Lograr la grasa corporal óptima

Dado que se trata de un entrenamiento de fortalecimiento efectivo, se transforma la forma en la que el cuerpo consume las calorías. Es una herramienta muy eficaz para la pérdida de peso y la eliminación de grasa.

Aliviar las articulaciones

Los impulsos eléctricos trabajan directamente en los músculos, donde no hay presión sobre las articulaciones, por lo que no son sobrecargadas – como a menudo es el caso de los ejercicios con pesas.

Equilibrar el sistema muscular

Los electrodos pueden estimular y desarrollar todos los grupos musculares o sólo aquellos seleccionados, si se desea, por lo que de esta otra manera los eslabones más débiles del cuerpo pueden ser fortalecidos.

¿Para qué sirve la electroestimulación?

Activa la musculación inhibida.

Reeduca los movimientos.

Corrige la postura corporal.

Potencia la musculatura.

Combate la hipertrofia muscular.

Mejora de la resistencia muscular.

Ayuda en procesos de recuperación.

Mejora de la circulación.

Programa de pérdida de peso.

Entrenamientos de alta intensidad.

   

Principales parámetros a tener en consideración

Estímulo global con traje o analítico que requiere de precisión en la colocación de los electrodos.

El tipo de impulso o de onda que es capaz de producir contracciones musculares más potentes con la mínima cantidad de energía es la corriente rectangular, compensada y simétrica.

Frecuencia, medida en hercios, determina el número de impulsos por segundo. Controlar la frecuencia es esencial pues determina la especificidad de nuestros entrenamientos.

Cronaxia, medida en microsegundos que determina el ancho de impulso, siendo la duración ideal para la potenciación muscular aquel que oscila entre los 200 y 300 µs.

Tiempo de contracción y tiempo de reposo; controlando con ello la densidad del entrenamiento, debiendo ser programados según los objetivos perseguidos y, obviamente, el nivel del sujeto.

Finalmente, la intensidad determina el número de fibras musculares reclutadas, a intensidades más altas mayor reclutamiento espacial.

Síguenos en Facebook