Complementa tus acciones saludables comiendo en un buen restaurante saludable. Disfruta de un merecido descanso aprovechando la agradable brisa proveniente del mar. Charla olvidándote de la hora con quien tú quieras.

Estos son tan solo unos ejemplos de lo que puedes hacer en nuestro restaurante. La cocina más sana y agradable es solo un aliciente más de este agradable local y lo tienes solo a un paso de tu gimnasio.

Piénsalo, sales del spa, relajado y decidido a meterte otra vez en el coche y adentrarte en el tráfico de la ciudad. ¿Por qué no te tomas un te en la terraza? Si hace frio tal vez prefieras un café caliente en nuestro local interior.

Muchas posibilidades al alcance de tu mano.